Maia Unzueta: “KL amplia la Certificación ISO a todas sus plantas de producción”

Ampliar imagen

Las certificaciones facilitan el reconocimiento de las empresas, ya que implica que éstas cumplan con determinados estándares y políticas de calidad, uno de los requisitos que exige el mercado industrial y valoran los clientes. La consecución de una certificación externa es una forma de garantizar y demostrar el buen funcionamiento; y además una vía de acceder a información estandarizada.

Dentro de la reflexión conjunta que se ha llevado a cabo con la Cámara de Comercio para redefinir la propuesta de valor del Grupo KL, uno de los proyectos abordados ha sido la ampliación de la certificación a todos los procesos de KL katealegaia.

Maia Unzueta, técnica de calidad en certificaciones de KL kateaegaia, subraya los hitos más importantes en este terreno: “Por una parte hemos ampliado el alcance actual a todos nuestros procesos de industrialización, producción, montaje y control de conjuntos industriales que llevamos a cabo en distinto sectores como son la automoción, energía, accesibilidad, electrónica, elevación, y bienes de equipo”.

“Por otra parte hemos definido un calendario para la aplicación en todos los centros productivos con un primer paso en 2017 con la ampliación de esta certificación en las plantas de Hernani, Oñati, Zarautz, Azkoitia y Apatta-Tolosa; y uno segundo en la primera parte de 2018, que implica a los centros productivos restantes (Mutriku, Bergara, Mugitegi-Urretxu, Txirrita-Errenteria, Aretxabaleta, Lazkao e Irun ).  Esto significa que para mediados del año que viene, todos los procesos y todas las plantas estarán Certificadas IS0 9001”, añade Maia Unzueta.

Hasta ahora se poseía la Certificación externa en algunas de las actividades si bien el resto de la organización ya funcionaba bajo un sistema de calidad común.   Es decir ya existe una metodología que ahora se certifica en su integridad. “En calidad teníamos certificadas varias actividades relacionada con el cableado y montajes eléctricos, y  las revisiones e inspecciones de calidad para componentes y piezas de automoción que no implicaban a todas las plantas”, explica Maia Unzueta.

“Hemos visto la conveniencia de ampliar nuestra Certificación de manera integral tanto desde un punto de vista comercial de mercado como interno de reconocimiento de nuestro funcionamiento. Además esta posición encaja dentro de las actuaciones de desarrollo que están definidas en nuestro plan de actuación industrial para los próximos años”,  recuerda la técnico de calidad en certificaciones de KL.

Esta ampliación además está muy relacionada con otras actuaciones emprendidas en KL katealegaia como es “la integración de la gestión de la trazabilidad y almacenes en nuestros sistemas, y el refuerzo del estándar industrial KL. Y en ese sentido que la Certificación integral de los procesos de KL sea un hecho durante el inicio de 2018 es un reconocimiento externo que es significativo en este proceso.”