Jabi Ibarra, director de compras de Metagra: «Katealegaia aporta flexibilización a las necesidades de nuestros clientes»

Ampliar imagen

Metagra es una de las empresas de estampación en frío punteras en el panorama industrial vasco. Con centro productivo en Bergara y México fabrica piezas complejas por estampación en frío para el sector de automoción. Exporta más del 75% de su producción con clientes en 4 continentes y más de 80 países en el mundo. Si por algo se diferencia Metagra es por dar satisfacción a las necesidades de sus clientes de automoción buscando soluciones técnicas y siendo un referente en el mundo a nivel de calidad. Como consecuencia de ello, recientemente ha sido catalogado como cliente “prefered” por su principal cliente BOSCH. Esta distinción supone un enorme salto cualitativo por lo que supone estar posicionado en lo más alto de la pirámide de proveedores, aspecto que muy pocas empresas lo consiguen.

KL realiza controles 100% de piezas de automoción para Metagra en sus instalaciones de Bergara por medio de un contrato de prestación de servicios. Nos ponemos en contacto con un viejo conocido como es Jabi Ibarra, director de compras, con el que hemos “peleado” precios en incontables ocasiones defendiendo en buena lid los intereses de nuestras respectivas empresas pero llegando siempre a acuerdos que hoy día hacen posible mantener un empleo estable de una veintena de personas.

Jabi ¿cuáles son los retos de Metagra para el próximo lustro?

Recientemente hemos realizado una nueva reflexión estratégica para el período 2016-2020. Como puntos importantes podemos destacar entre otros: orientar nuestros esfuerzos para la captación de nuevos clientes TIER1 en automoción; potenciar la internacionalización acelerando la implantación y el desarrollo de nuevos proyectos en nuestra planta de México; seguir manteniendo nuestro núcleo de negocio en Bergara, avanzando en la cadena de valor y potenciando el desarrollo actividades de I+D+i con nuevos materiales. Asimismo, ser proactivos e incorporar tecnología puntera en la adquisición de medios productivos.

La prestación de servicios en vuestras instalaciones tiene ventajas evidentes. ¿Cuáles serían las más significativas?

Una de las ventajas más significativas que KL aporta al tener un enclave en nuestras instalaciones es la flexibilización a las necesidades de nuestros clientes. Nuestros clientes de automoción trabajan con stocks muy reducidos y estamos obligados a dar respuesta inmediata a sus necesidades que en algunos casos son muy cambiantes. En este sentido creo que KL ha ido incorporando e interiorizado esa filosofía just-in time de nuestros clientes comunes de automoción y ha conseguido adaptarse a dicha realidad. Todo ello ha sido gracias a una labor constante de formación y capacitación de su personal y sobre todo a conseguir que sus empleados sean polivalentes en distintas actividades para poder hacer frente a las necesidades cambiantes de nuestros clientes.

Otro de los grandes logros de KL ha sido motivar y concienciar a las más de 20 personas que trabajan actualmente en nuestro enclave de la importancia de su trabajo. Los operarios de KL verifican piezas de seguridad, de gran responsabilidad que van destinadas en muchos casos al sistema de frenado y la dirección de los vehículos.  Son conscientes de esa responsabilidad que tiene su trabajo y creo que están asumiendo ese sentimiento de responsabilidad que tiene su trabajo de una forma muy profesional.

Alguna desventaja tendrá…

Como responsable de compras, para mí la mayor dificultad es la de llegar a obtener entre todos unos ratios de productividad importantes en el plazo más breve posible. Nuestros clientes de automoción no están dispuestos a pagar un precio extra por estas tareas de verificación unitaria aunque por supuesto admiten que para alcanzar los standares de calidad que nos exigen son necesarios ya que la tecnología tiene unos límites.

¿Se convive fácil con el personal de KL?

De forma general podemos decir que no suele haber conflictos de relaciones entre nuestros trabajadores y los trabajadores de KL al trabajar codo con codo en nuestras instalaciones.  Es más, en muchos casos existe un espíritu de pertenencia y se sienten trabajadores de Metagra por decirlo de alguna forma. En muchos casos son partícipes y, como es lógico, tienen sus inquietudes por la buena marcha de nuestra empresa.

¿Crees que a día de hoy la profesionalización y calidad del servicio de empresas como KL está a la altura de las exigencias de un mercado tan exigente como el de automoción?

Tal y como lo he expresado anteriormente, creo que ha habido una evolución favorable en este sentido. Es cierto que hemos tenido que hacer una labor conjunta entre Metagra y KL para que los operarios incorporen esa cultura y sean participes de las exigencias del mercado de automoción. Hoy en día estamos muy satisfechos del nivel de implicación y profesionalización de las personas que forman parte del enclave en nuestras instalaciones.

¿Cuáles han sido las claves del crecimiento de Metagra estos años?

Las claves de nuestro crecimiento se basan en ser flexible para adaptarse a los constantes cambios que exige nuestro mercado de automoción. También en buscar la diferenciación que en nuestro caso se basa en tratar de dar unos niveles de calidad por encima de lo que esperan nuestros clientes. Igualmente, ser un cliente global que es una de los requisitos mínimos para estar en el panel de proveedores de las empresas punteras a las que nos queremos dirigir.

Cuéntanos la experiencia de México. ¿Es fácil dar el salto?

Está claro que adoptar este tipo de decisiones no son nada fáciles por el riesgo que entrañan y la inversión financiera que ello supone. Una vez adoptada la decisión, comienzan los esfuerzos para su puesta en marcha pero una vez solventadas dichas eventualidades comienzan los quebraderos de cabeza para compatibilizar nuestra actividad del día a día en Bergara con determinados aspectos y decisiones a adoptar para nuestra planta mexicana con el hándicap de la distancia y la no coincidencia de horarios de trabajo.  De todas formas, llegados a este punto debemos confirmar que somos muy optimistas y tenemos depositadas muchísimas esperanzas en este proyecto. Esperamos que todos nuestros esfuerzos se verán compensados con el desarrollo de nuevos proyectos para el sector automotriz mexicano en una primera fase y estadounidense a medio plazo.

Gracias Jabi por las explicaciones y la mejor de las suertes a Metagra. ¡Será la nuestra!