Ana Holguera: “Yo disfruto trabajando y soy feliz. Es el trabajo de mi vida. Y todo esto es gracias a KL katealegaia. Tengo mucho que agradecerles”.

Ampliar imagen

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en tu actual empresa y cómo llegaste a este puesto de trabajo?

Yo empecé a trabajar en el sector de la limpieza. Estuve 11 años y medio con un contrato fijo y después decidí cambiar de empleo. Pasé el reconocimiento y entonces me dijeron que podía optar a trabajar con KL katealegaia y con otros centros especiales de empleo. Me decanté por KL. Realicé la entrevista y esa misma semana me llamaron para incorporarme a mi nuevo puesto de trabajo en el inplant en AMPO. En poco más de dos semanas, volví a tener un trabajo. Y estoy feliz, muy feliz, este es el trabajo de mi vida. Son trabajos manuales, montaje de piezas, con lo que el proceso es siempre el mismo; lijar, pegar las piezas, encerarlas, y montarlas.

¿Podemos afirmar entonces, que el trabajo manual te gusta y está de alguna forma ligado a tu arte?

Si, totalmente. Por eso quizás a mi me resulta tan fácil, porque me he dedicado toda mi vida a pintar, elaborar collares, pulseras, dibujar, a dibujar sobre madera con calor, siempre me ha gustado el diseño y moda. Es por eso que, para mí, mi trabajo no es un trabajo, sé que esto puede sonar raro, pero yo disfruto trabajando y soy feliz. Es el trabajo de mi vida. Y todo esto es gracias a KL katealegaia. Tengo mucho que agradecerles, porque si no fuera por ellos, no estaría trabajando donde estoy ahora y me habría perdido algo tan maravilloso.

¿De dónde surge esta faceta artística y qué sensaciones te produce?

Yo diría que siempre ha estado ahí. Empecé a realizar pulseras con hilos y nudos en la escuela y como me resultaba fácil, siempre trataba de buscar cosas más complicadas de hacer, intentaba explorar más mi creatividad. Con el tema de la madera, por ejemplo, todo surgió a raíz de que un día vi que vendían un pirógrafo en un supermercado, y me llamó la curiosidad. Decidí probarlo y me encantó. Mas tarde me compré uno más profesional que es el que uso para mis dibujos en madera.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y siempre hago cosas así, también pinto, decoro con papeles goma eva, pinto cuadros, dibujo, etc. La ropa que tengo, por ejemplo, nunca es original, siempre le quito o le añado algo nuevo, me encanta decorarla con un toque personal. Todo esto de manera autodidacta, siempre ha sido algo natural en mí, aunque también realicé un curso de diseño y moda en Ordicia, en el Palacio Barrena. Me apunté porque en aquella época era más joven y tenía más tiempo libre, y a mí nunca me ha gustado perder el tiempo. El curso duró un año y fue una hermosa experiencia.

Aquí en mi trabajo también coincido con personas que comparten esta vena artística. Por ejemplo Asier, mi compañero de trabajo, es ingeniero y todo un manitas. A él le encantan todo lo que sea bricolaje, y pese a no haber estudiado nada sobre esto, le sale solo y lo hace realmente bien, tiene ese talento innato. Con él, siempre tengo algo de que hablar.

¿Qué haces con las piezas creativas que elaboras?

Yo lo regalo todo, a cualquier persona que lo quiera. La gente no me pide cosas, pero saben que creo este tipo de arte. Alguna vez algún compañero me ha pedido que le hiciera algún diseño en madera o en otro material. Por ejemplo, a un compañero le hice su nombre grabado en madera, y lo tiene puesto sobre su mesa de trabajo como si fuera un altar. Me gusta mucho hacer este tipo de cosas. Para mi no es llegar a casa y querer descansar, siempre tengo algo que quiero hacer o algo en lo que seguir trabajando. En ese sentido, mi casa es mi taller creativo, trabajo en mi cocina, en mi sala, donde sea. Me encanta probar cosas nuevas, retarme a realizar nuevas piezas artísticas, a mi manera, pero a nuevos niveles. Me atrevo con todo y lo disfruto.

¿Qué materiales usas y donde los compras?

En cualquier sitio, cualquier supermercado o tienda donde encuentre cosas que me gustan, inspiren y pueda darles un uso. Pero no suelo comprar casi nada online, salvo el fondant para las tartas, porque también soy una artista en lo que a repostería se refiere. Es lo mismo que con todo lo demás, me gusta la repostería creativa, no me gusta hacer un bizcocho y dejarlo tal cual, disfruto dándole un toque personal. Podría decir que me gusta hacer esto en prácticamente todos los ámbitos de mi vida.

Ana Holguera Tarta

 

 

 

 

 

 

A todo le doy una vuelta. Una vez, un responsable de Ampo que conoce el inplant de KL katealegaia, tenía una reunión junto con delegaciones de otras empresas. Me pidió, porque me conoce y sabe que me gusta hacer este tipo de cosas, que elaborara un detalle con el diseño de la empresa con el material que disponía. Cogí un manguito y un trozo de cerámica de alguna pieza sobrante y elaboré la “A” del logotipo de Ampo, lo grabé todo y lo pinté de color rojo. Lo pegué y se lo entregué. Recuerdo que se quedó sin palabras. Me preguntó como lo había hecho y le dije que estaba realizado con materiales sobrantes de la planta. Y él feliz, muy feliz. Porque estas cosas, son fáciles para mí, enseguida se me ocurren ideas de como hacerlo o de que manera decorarlo. Es intuitivo, por eso es agradable y lo disfruto mucho.

Logo AMPO

 

 

 

 

 

 

 

También tengo facilidad para ver e interpretar planos de piezas en 3D, y no es algo que haya estudiado, pero me es fácil verlo. Mi hijo, que está estudiando mecanizado, no era capaz de ver los planos e interpretarlos al principio, no entendía las piezas en 3D. Para mí era complejo explicarle como verlas porque yo lo veía tan fácil, pero al final le enseñe, lo hice con plastilina, y al final aprendió. Es más, aprobó todo con muy buena nota y ahora todo lo que tiene que ver con dibujo se le da genial, yo creo que se le ha despertado el gen ahora.

Ana Holguera Bisutería

 

 

 

 

 

 

 

Cuando me compro algo, sea lo que sea, ropa, algo para casa, etc. siempre hay algo que le cambio. Me gusta darle ese toque personal.

Lo mismo con la pintura, me gusta pintar y pinto aquello que me inspira en cada momento. En la entrada de mi casa, por ejemplo, tengo un tríptico de un árbol, que se divide en tres partes, primavera, verano y otoño. También tengo otros dibujos que pinto todo en negro, y luego pinto por encima y va saliendo el gris. Según lo que se me ocurra en cada momento pintar, lo pinto. Puede ser un paisaje, un atardecer, un anochecer, una playa con la luna… No me planteo pintar algo específico o un bodegón, sino algo que realmente me apetece y que luego me sale bien. Y eso que a mi no me gusta dibujar con colores, yo soy más de colores de la escala de grises. Lo mismo con el carboncillo, es una técnica que me gusta. También me va por temporadas, hay veces que me apetece pintar y otras veces no me interesa nada.

Ana Holguera dibujo

 

 

 

 

 

 

 

Me gusta dibujar también están muñecas que tienen un diseño minimalista y que están bastante de moda. No recuerdo como se llaman, pero me gusta dibujarlas porque tienen un diseño simple pero tan bonito y con tanto mensaje, que tengo muchos dibujos de ellas.

¿Hay alguna pieza de arte que destaques entre todas?

Si, un regalo que le hice a mi madre las pasadas navidades. Le regalé la virgen de la milagrosa con el niño en brazos en su urna original.

Antes en las casas, había colocada una virgen que iba pasando de casa en casa dentro de una caja de madera con una hucha para los donativos que más tarde recogía el cura para entregar a la beneficencia. Resulta que hace unos años a mis padres se les quemó la casa y con ella también la virgen. Se quemó absolutamente todo. Recuerdo que para mi madre fue duro perder la casa y la virgen, así que el año pasado, mientras pensaba en un regalo para ella, se me ocurrió regalarle una virgen de la milagrosa, con la urna y la caja de madera.

Para el tema de las medidas y los planos de la urna y la caja consulté internet, compré la madera y el resto de los motivos decorativos y le añadí la cerradura por la parte delantera y el asa en la parte superior. Aunque parezca mentira, encontré todos los elementos en tiendas de la zona de Andoain. La virgen con el niño la compré por internet, pero le confeccioné yo la ropa para adecuarla más al diseño original. Pinté las maderas hasta que cogieron ese tono clásico y algo más oscuro, y tiré de ingenio y creatividad para completar el resto de los detalles, por ejemplo, la corona de la virgen y del niño son dos pendientes de aro míos, y la serpiente en la parte inferior izquierda es un juguete de plástico de los que se venden para niños. Por último, le añadí una oración, la imagen de la virgen original en la parte derecha y la urna de cristal. Empecé en con el proyecto en septiembre y se la regalé el día de reyes. Cuando abrió su regalo, recuerdo que se echó a llorar. Fue muy emotivo porque no se imaginaba un regalo así.

Ana Holguera Virgen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Alguna vez has pensado compartir tu trabajo en alguna plataforma online?

No, me da un poco de vergüenza. No tengo claro hasta qué punto podría interesar mi arte y también me da un poco de reparo moverme en redes sociales y las nuevas tecnologías, pero no lo descarto a largo plazo. A mí me gusta compartir mi trabajo con mi familia y amigos. En alguna ocasión he realizado algún diseño para otras personas, pero siempre sin pedir nada a cambio, por mera voluntad. Lo mismo que en mi trabajo, me gusta poder ser resolutiva y aplicar mi creatividad a los retos que puedan surgir. Es más, me gusta que me pongan retos y comprobar que puedo superarlos. Por eso me encanta este trabajo, me tratan muy bien y yo me siento feliz trabajando en aquello que me gusta. En ese sentido, me siento agradecida a KL katealegaia. Creo que no hay nadie que esté tan a gusto en su puesto de trabajo como yo, y eso marca una diferencia.